Alumnos «hacinados» en El Rompido por tercer año consecutivo

Fuentes del AMPA ‘El Faro’ del CEIP Virgen del Carmen de El Rompido han denunciado que el alumnado de Infantil y Primaria de este núcleo costero de Cartaya, de Nuevo Portil y El Portil va a continuar, por tercer año consecutivo, en inferioridad de condiciones respecto al resto de alumnado de Andalucía, pues «la obra con la que conviven desde noviembre de 2022 va a paralizarse», señalan.

Según la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE), «han decidido rescindir el contrato con la empresa adjudicataria», cuyo plazo de ejecución «era de noviembre de 2022 a septiembre-octubre de 2023», indican desde el AMPA, que lamenta que «el departamento de Planificación y APAE de la Delegación Provincial de Huelva se han mostrado negligentes en su capacidad de resolución de los problemas y carencias que la obra de ampliación del CEIP Virgen del Carmen, único centro en la localidad, ha originado en la comunidad educativa».

«Y que parten de errores de planificación propios, como que consideraban que era posible la convivencia de la obra con el normal funcionamiento del curso escolar», prosiguen las
mismas fuentes, tras lo que explican que «a fecha de hoy está ejecutada completamente la primera fase, la segunda no se ha iniciado y la tercera está a expensas de que la empresa decida acabarla y entregarla, lo que no parece posible dada la resolución del contrato».

Para el AMPA El Faro, «esto supone que, por tercer curso consecutivo, parte del alumnado y profesorado de este centro no tendrá espacios óptimos como aulas y seguirán viéndose obligados a ocupar espacios de menos de 20 metros cuadrados, seguirán hacinados».

«Durante dos cursos académicos, el derecho a una educación de calidad en igualdad de condiciones que el resto de alumnado de Andalucía se ha visto menoscabado», pues «no se dan las condiciones para que el proceso de enseñanza-aprendizaje se dé con garantías y calidad» y ello «va a repetirse el curso próximo», agregan.

Las mismas fuentes explican que «Planificación y APAE dicen no poder hacer nada debido a los procedimientos administrativos y que es la empresa la culpable», por lo que «de no remediarse, el curso próximo repetimos y por tercer año consecutivo el mismo alumnado volverá a tener que sufrir las consecuencias de la incapacidad de esta Delegación Territorial», añaden.

Según el AMPA El Faro, «existe una solución rápida y de calidad que sí garantizaría condiciones óptimas para el alumnado y profesorado: la instalación de cuatro aulas portátiles en los aledaños del centro hasta que finalice esta chapuza de obra y de gestión», defienden.

De hecho, esa es la demanda que las familias vienen haciendo desde el inicio al departamento de Planificación y la APAE, pero «en noviembre de 2022 no era viable por falta de existencias, rotura de stock que sigue sin resolverse tras dos cursos académicos», lamentan.

Las madres y padres del centro han rogado la mediación del Defensor del Pueblo, que por segunda vez ha solicitado información a la Delegación Territorial de Huelva. «En la primera ocasión (enero-febrero de 2024) la Delegación le respondió diciendo que se iban a instalar aulas portátiles en los aledaños, pero estas aulas habían sido enviadas a Jaén en septiembre de 2023», lamentan desde el AMPA, que se pregunta si aquello fue «error voluntario o negligente».

Desde el AMPA El Faro «queremos denunciar públicamente la situación que sufre el alumnado y profesorado del CEIP Virgen del Carmen. Durante este curso académico cinco grupos se han visto hacinados, tres en menos de 20 metros cuadrados», a lo que hay que sumar que hay «tutoras sin mesa ni silla por falta de espacio», agregan.

La causa es la obra de ampliación del centro, cuya planificación «lleva causando problemas serios desde noviembre de 2022», prosiguen las mismas fuentes, que detallan que las obras debían haber finalizado en septiembre de 2023. «Hemos intentado todas las vías pacíficas posibles porque queríamos proteger a los niños/as y no generarles más malestar, pero no nos dejan más opción», advierten.

Y es que «la APAE ahora ha decidido paralizar la obra, condenando al alumnado a otro curso de hacinamiento, porque de las aulas portátiles que pedimos desde el inicio no tienen stock y cuestan dinero. Culpan a la empresa, que lleva sin cumplir plazos desde el principio. Pero la realidad objetiva es que la Administración que debe garantizar las condiciones adecuadas y de igualdad para el alumnado lleva dos cursos mostrándose ineficaz, incapaz y negligente», apostillan.

Desde el AMPA hacen hincapié en que «el alumnado de El Rompido, El Portil y Nuevo Portil se merece lo mismo que el resto de alumnos de Andalucía. Eso dice la Ley, pero es que, además, sus padres y madres pagamos más impuestos por vivir aquí, y los niños/as tienen menos servicios. A ver si El Rompido solo les sirve para cerrar campañas y presumir en Fitur», añaden.

Las mismas fuentes explican que este sábado el delgado de Educación en Huelva, Carlos Soriano, ha estado en El Rompido convocado por FAMPA «para hablar de educación e inclusión. Curioso que nuestros hijos/as, como consecuencia de tres cursos muy complicados por la negligencia de su administración, estén en inferioridad de condiciones que el resto y no importe», indica, tras lo que señalan que «hemos solicitado una reunión que no llega».

Pabilo Editorial
El Recreo Diario
El Recreo Diario es un periódico escolar, educativo y cultural. Entre nuestros objetivos está ofrecer contenidos actuales y frescos para lectores curiosos e inquietos. También queremos servir de plataforma de debate y retroalimentación entre todos los agentes de estos sectores claves para una sociedad sana y moderna.