La Universidad Pablo de Olavide pone en marcha una Cátedra de Altas Capacidades

El rector de la Universidad Pablo de Olavide, Francisco Oliva Blázquez, y la directora del Gabinete Psicopedagógico del Centro CADIS, María Teresa Fernández Reyes, han firmado el convenio para la puesta en marcha de la nueva Cátedra de Altas Capacidades CADIS que tiene como objetivo promover el desarrollo del conocimiento, la formación y la transferencia a la sociedad en los ámbitos relacionados con la conceptualización y el desarrollo de las altas capacidades con una visión multidisciplinar.

Esta nueva Cátedra de la Universidad Pablo de Olavide, cuyo director es el profesor del Departamento de Trabajo Social y Servicios Sociales Evaristo Barrera Algarín, es la primera de estas características en el sistema universitario español, lo que la coloca como referente de la vinculación entre la Academia y el campo de las altas capacidades intelectuales. Se trata de una iniciativa pionera en España que viene respaldada por una entidad de referencia como el Centro CADIS.

Francisco Oliva ha destacado que, “en la Universidad Pablo de Olavide, siempre hemos tenido la visión de mirar hacia fuera y estas relaciones con la sociedad son imprescindibles para nosotros mediante las Cátedras universidad-sociedad. Es una satisfacción firmar este protocolo que busca generar sinergias entre personas expertas en el ámbito social y académico”. Asimismo, ha señalado que esta nueva Cátedra fue una iniciativa, a la que se le dio “una gran importancia”, dentro de su programa electoral antes de ser nombrado rector de la UPO. Por último, ha recordado que esta es una de las once universidades que participan en el programa DACIU para estudiantes de altas capacidades, “con el que pretendemos incorporar a este estudiantado a grupos de investigación de la Universidad Pablo de Olavide”.

Por su parte, María Teresa Fernández ha agradecido a todas las personas que han trabajado en la puesta en marcha de la Cátedra y ha destacado su importancia “para las personas profesionales y las familias, así como para los centros educativos y sanitarios que nos apoyan en estos 25 años de trayectoria que tiene el Centro CADIS. Para todos, es una satisfacción y un honor llegar a este momento de la firma del convenio”. Por otro lado, ha remarcado que “llevamos muchos años generando información y esta Cátedra es para transferir este conocimiento a la sociedad. Al mismo tiempo, seguiremos dando apoyo emocional, educativo y social”.

Según explica el director de la Cátedra, Evaristo Barrera, se trata de “una iniciativa globalizadora que tiene como referente los avances realizados hasta el momento y que pretende, con un enfoque multidisciplinar, aportar nuevos mecanismos de atención a las altas capacidades que repercuta directa e indirectamente en nuestra sociedad, ejerciendo una labor de mediadora y transmisora de conocimientos”.

En el desarrollo de la Cátedra, está prevista la promoción de actividades de formación, investigación y difusión en innovación en altas capacidades que configuren un espacio multidisciplinar para el estudio, así como enriquecer el contexto social a través de la transferencia de resultados de la investigación y aportaciones creadas o amparadas por la misma. De sus programas, se podrán beneficiar tanto el alumnado como profesorado y personal técnico de gestión y de administración y servicios.

El Consejo de la Cátedra está compuesto por el profesor del Departamento de Trabajo Social y Servicios Sociales de la UPO, José Luis Sarasola Sánchez-Serrano; la directora del Centro CADIS, María Teresa Fernández Reyes; y la psicóloga del Centro CADIS, Carmen Carmona Huelva, además del propio director.

Casi 17.000 estudiantes en el curso 2020/2021

Las personas con altas capacidades forman un grupo heterogéneo que se caracteriza por compartir habilidades cognitivas superiores a la media normativa de la población. El concepto de alta capacidad ha evolucionado desde definiciones centradas exclusivamente en el cociente intelectual hasta llegar a un concepto mucho más amplio en el que se tienen en cuenta las diferentes habilidades cognitivas.

Estos perfiles se han hecho muy evidentes en el ámbito educativo español a través de la conducta manifiesta de niños y niñas y en la demanda de sus necesidades, lo que ha movilizado a la Administración a atenderlos correctamente. De ello deriva la creación de protocolos de detección, evaluación e intervención junto con una normativa actualizada respecto al alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo, entre las que se incluyen las Altas Capacidades.

Concretamente en Andalucía, se ha pasado de detectar en el curso 2011/2012 a 1.711 alumnos y alumnas, a evaluar en el curso 2020/2021 a 16.995. Así, queda aún por identificar un 89,4% del alumnado con alta capacidad intelectual 2 al que ofrecerle una respuesta educativa personalizada e inclusiva.

Pabilo Editorial
El Recreo Diario es un periódico escolar, educativo y cultural. Entre nuestros objetivos está ofrecer contenidos actuales y frescos para lectores curiosos e inquietos. También queremos servir de plataforma de debate y retroalimentación entre todos los agentes de estos sectores claves para una sociedad sana y moderna.