Aprendizaje Basado en Personas: el valor humano como primordial para el éxito educativo

Por Luis Anes, maestro de Educación Primaria en el CEIP Virgen del Pilar (Huelva) y ganador del Global Teacher Award 2021.

Aprendizaje Basado en Personas: el valor humano como primordial para el éxito educativo 1
Luis Anes.

El artículo que aquí les presento quiere recalcar la importancia del recurso humano, en todos sus niveles y ámbitos, para el proceso de enseñanza–aprendizaje. Pero, además, vivimos tiempos convulsos a causa de la pandemia mundial por la COVID-19 que no pueden hacernos olvidar su atención. En cualquier caso, no significa obviar el resto de variables no personales que forman parte del sistema educativo, pero sí recordar que las personas son el origen y destino de todas ellas.

¿Qué es el Aprendizaje Basado en Personas (ABP)? El desarrollo de este concepto se basa en dos ideas principales: por un lado centrarnos en generar y reforzar valores de buenas personas y, por otro, generar buenas relaciones entre los miembros de toda la comunidad educativa. Además, se parte de un papel activo necesario para el éxito del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Esto no significa que dejemos a un lado las tecnologías. En mis clases manejamos todo tipo de TICs: realidad aumentada, realidad virtual, aplicaciones digitales de todo tipo… No son antagónicas sino complementarias, pero ninguna tecnología podrá tener el corazón de un docente. Tampoco significa obviar la importancia de las metodologías; en mis clases trabajamos con proyectos, gamificación, el aprendizaje basado en el juego, breakout educativo, distintas tipologías de actividades de lo más diversas… Pero cuanto se realiza cobra su sentido en las personas a quienes van destinadas, nuestro alumnado, así como un trabajo de personas detrás. Las personas son el principio y fin de toda metodología.

Reformulando a Víctor Küppers, además, recuerdo el poder de la actitud del docente como determinante incluso por encima de sus conocimientos de la materia que imparte y, con estos, las habilidades para llevarlos a la práctica del aula. Los maestros y profesores deben ser ejemplos que inspiren.

¿Escuchamos a nuestro alumnado? En su relación con los alumnos, los docentes deben hacer gala de una capacidad de empatía con ellos, escucharles y darles su papel protagonista. Debemos empoderar a los niños y las niñas para que mejoren el mundo. No solo son importantes por los adultos que serán en el futuro, sino que tienen un papel importante en el presente. Es ahí donde es necesario que la escuela favorezca que cada niño y niña encuentre sus talentos, que afronte con valentía y sin miedo al error los retos que la vida les requiere. Desarrollar en ellos la capacidad de resiliencia y una actitud positiva hacia las dificultades son esenciales. Aunque sea importante, antes que por su nivel de lectoescritura o cálculo, me siento más seguro de que mis alumnos tendrán éxito en la vida por su empatía, resiliencia y confianza en sí mismos. Llegará el momento en el que serás sólo un recuerdo para tu alumnado: intenta ser un buen recuerdo.

Igualmente, es importante una buena relación entre la escuela y las familias. Debe imperar el respeto en base a la cercanía, continuidad y coherencia entre ambas. Las familias deben de tener un papel activo en las escuelas.

Finalmente, no conviene olvidar que según uno de los estudios más importantes en Educación, John Hattie (2018), es la cooperación entre docentes el factor más relevante para el éxito educativo. El cambio necesario para la Educación tiene a los docentes, y la buena gestión de las direcciones de los centros educativos, como motor del éxito. Desterrar de una vez el síndrome de Procusto entre compañeros, crecer juntos compartiendo buenas prácticas docentes. Direcciones de centros educativos que sean líderes en lugar de jefes, empoderar e inspirar desde el ejemplo. De este modo, para que tengamos niños y niñas felices en los colegios, necesitamos también docentes felices en sus aulas.

Y es que vivimos en un mundo donde es necesario humanizar la Humanidad. Ser felices debería ser el verdadero sentido de la vida, y es ahí donde se necesita la actitud para ser mejor persona y querer ayudar a los demás. Ver la llegada de tu alumnado con una sonrisa y la mirada iluminada por aprender. ¿No es esa la mejor evaluación?

El docente que no piense que puede mejorar el mundo no podrá hacerlo; un mundo mejor es posible y comienza en la Educación. Cada docente es ejemplo dentro y fuera del aula, somos el motor del cambio. Yo creo, ¿y tú?

Un Aprendizaje Basado en Personas, en BUENAS PERSONAS.

Pabilo Editorial
El Recreo Diario
El Recreo Diario es un periódico escolar, educativo y cultural. Entre nuestros objetivos está ofrecer contenidos actuales y frescos para lectores curiosos e inquietos. También queremos servir de plataforma de debate y retroalimentación entre todos los agentes de estos sectores claves para una sociedad sana y moderna.