5 consejos para afrontar el miedo a la Selectividad

La próxima semana miles de alumnos andaluces se presentan a la ahora denominada Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU). Tres días de intensos exámenes que suelen generar estrés y ansiedad en los estudiantes.

Para afrontar correctamente este periodo y que los nervios no afecten al rendimiento académico, Joaquín Mateu Mollá, doctor en Psicología Clínica y de la Salud, fundador del Instituto Valenciano de Psicología Sanitaria y docente del Grado en Psicología de la Universidad Internacional de Valencia, ofrece una serie de consejos para superar el miedo a la EBAU.

  1. El miedo y la ansiedad son experiencias naturales y adaptativas

 “Al igual que otras emociones de las que disponemos en nuestro repertorio afectivo, el miedo es un recurso muy valioso para hacer frente a aquellas situaciones que valoramos como relevantes para nuestro bienestar. Los exámenes de la EBAU suponen un reto por el que debemos transitar con el objetivo de alcanzar metas personales y estudiar aquello que realmente nos apasiona”, explica Mateu.

 “Experimentar miedo en este contexto particular no implica que algo esté yendo mal, ni sugiere debilidad u otras carencias: es totalmente pertinente y razonable. Por este motivo, sería suficiente con abrazarlo como una experiencia más, acomodándolo junto a otras vivencias cotidianas que solemos juzgar como saludables”, añade.

2. Descansa y aliméntate adecuadamente

El docente destaca la importancia del sueño para poder rendir de manera adecuada en los exámenes. “Cuando vamos a la cama y logramos conciliar el sueño nuestro cerebro no se sumerge en un estado de inacción, sino que hace precisamente todo lo contrario: optimiza la información a la que ha tenido acceso durante el día para almacenar la que es relevante, desechando así todo lo accesorio. Sería algo muy parecido a limpiar de SPAM nuestro ordenador. Además, es importante considerar que los procesos atencionales tienden a decaer durante la noche, por lo que mantenernos en vela no sería la mejor estrategia para adquirir conocimientos o consolidar los que ya poseemos”, indica.

En esta línea, explica que la alimentación es otra de las claves, así como mantener los ritmos habituales de la rutina puesto que “la estabilidad en estos casos es esencial”.

3. No anticipes resultados negativos

“El miedo a que las cosas vayan mal suele traducirse en la recurrente anticipación de todo lo que podría fallar frente al examen, llegando incluso a sentirnos desbordados por algo que en realidad nunca ha sucedido, ni tiene por qué suceder”, explica el docente. “En estos casos elaboramos imágenes vívidas de los propios fracasos, y es entonces cuando el miedo original deviene una experiencia de ansiedad”, continúa.

Define la ansiedad en este caso como “el miedo proyectado hacia el futuro, uno particularmente cargado de incertidumbre y ambigüedad”. Y recomienda “confiar en las opciones y destrezas, valorar el camino recorrido y ser justo con el trabajo realizado”. En este sentido, argumenta que “sopesar el camino recorrido con perspectiva y justicia es muy importante, pues con gran frecuencia solemos devaluar nuestros méritos a medida que va acercándose el momento en que darán sus frutos”.

4. Dedica tiempo a relajarte y a descansar

En el ajetreo cotidiano, muchas veces se nos olvida dedicar tiempo a cuidarnos y mimar el cuerpo y la mente. Para esto, Mateu recomienda estrategias como “respirar profundamente y aprovechar al menos unos minutos para reposar, algo así como encontrar un oasis en un desierto esculpido por nuestros esfuerzos”.

 “Cuando sentimos ansiedad frente al examen, o frente a otras situaciones vitales, se activa el sistema nervioso simpático, una rama del sistema nervioso autónomo que precipita sensaciones que solemos juzgar como desagradables (taquicardia, temblores, sudoración, etc.). Con una respiración controlada y consciente se logra activar el sistema nervioso parasimpático, que se opone al anterior y facilita que la ansiedad se atenúe naturalmente. Este punto de equilibrio es el más adecuado para que el rendimiento se mantenga a nivel óptimo mientras seguimos prestando atención a nuestra salud mental”, asegura el experto.

5. Habla con tus seres queridos sobre tus miedos e inquietudes

Toda situación de estrés es más llevadera cuando tenemos personas a nuestro lado con las que compartir la carga. “Ante momentos difíciles de la vida es fundamental exponer nuestras emociones e inquietudes a alguien en quien podemos confiar. La capacidad de desvelar el miedo y la ansiedad nos permite ubicarlos en el lugar que ambas experiencias merecen, sin rechazarlas ni tratar de erradicarlas, recibiendo en el mismo acto todo el apoyo que necesitamos. Recuerda que la oposición férrea al miedo u otras emociones que juzgamos como difíciles no hace más que acentuarlas, por lo que debemos encontrar el espacio oportuno para que sean tal y como son”, señala el profesor.

Pabilo Editorial
El Recreo Diario
El Recreo Diario es un periódico escolar, educativo y cultural. Entre nuestros objetivos está ofrecer contenidos actuales y frescos para lectores curiosos e inquietos. También queremos servir de plataforma de debate y retroalimentación entre todos los agentes de estos sectores claves para una sociedad sana y moderna.