- Publicidad -
- Publicidad -
Inicio Gente de mente Tecnología y aplicaciones La utilidad docente de Google Drive para crear un porfolio y subirlo...

La utilidad docente de Google Drive para crear un porfolio y subirlo a la nube

Por Enrique Hernández Campuzano, especialista en Comunicación y Educación Audiovisual y Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Educación.

- Publicidad -
Enrique Hernández Campuzano.
¡Hola, mundo! En esta publicación os voy a hablar de Google Drive: una herramienta gratuita que proporciona hasta 15 gigabytes de espacio y almacenamiento en Internet para cuentas del tipo @gmail.com que nos proporciona Google o con espacio ilimitado de almacenamiento ilimitado para cuentas educativas y profesionales.
¿Qué vamos a realizar como ejercicio y esta herramienta? Pues vamos a realizar un porfolio. La Real Academia Española define porfolio como “Conjunto de fotografías o grabados de diferentes clases que forman un tomo o volumen encuadernable.”
Y en este caso y en la práctica que vamos a llevar a cabo, realizaremos un porfolio digital educativo. El resultado será una carpeta con archivos informáticos que contenga a su vez una serie de subcarpetas que organicen la información de forma lógica y accesible con sus consiguientes archivos. Aquí recogeremos el trabajo de nuestro alumnado en base a una toma de fotografías o vídeos por un periodo de tiempo y permite ver la evolución del progreso de su enseñanza-aprendizaje.
Con el paso del tiempo y el progreso de nuestros niños y niñas en lo que refiere al ámbito educativo los trabajos que realizan en el colegio se deterioran, se rompen, se guardan o bien se desechan por no poder almacenarlos en la escuela o  casa. Es por ello que la digitalización del proceso es muy útil e importante.
En muchas ocasiones, el nivel de productividad es tan alto que nos resulta imposible guardar y tener a mano todas las realizaciones que hemos hecho a lo largo de nuestra vida. El entorno digital adecuado puede ayudarnos a conservar estos trabajos en formato de fotografía o vídeo.
Google Drive permite almacenar ficheros, ya sean documentos, hojas de cálculo, fotografías, vídeos o cualquier otro tipo de archivos, y pueden organizarse mediante carpetas. Y lo mejor: encontrar lo que buscamos, recordar lo que habíamos olvidado y lo que pensábamos que habíamos perdido.
Si no disponemos de Google Drive en nuestro dispositivo, ya sea la tablet o el móvil, debemos acceder a nuestra tienda de aplicaciones habitual y proceder con la instalación. Una vez instalado, localizamos el icono para su ejecución y puesta en marcha. La primera vez que iniciemos la aplicación nos pedirá que introduzcamos un nombre de usuario y contraseña asociada a la cuenta del tipo @gmail.com, educativa o profesional. En el ejercicio que veréis a continuación ya hemos iniciado sesión y por tanto este paso es obviado.
Captura de imagen: localizando la app Drive en nuestro dispositivo móvil.

Creamos una carpeta principal llamada Curso 2020-2021, y dentro de esta carpeta vamos a crear tres subcarpetas: Porfolio Lenguaje, Porfolio Matemáticas y Porfolio Artística.

Captura de pantalla: una vez dentro de la aplicación y dentro de “ARCHIVOS”, puse sobre el botón + para añadir un elemento.

Para añadir elemento, pulsemos el botón + y dispondremos de diferentes opciones como: crear una carpeta nueva, subir un archivo desde nuestro teléfono, tomar una fotografía, crear un documento, una hoja de cálculo o una presentación del propio Google.

Captura de imagen: proceso para crear una carpeta.
Captura de imagen: menú emergente que nos solicita que introduzcamos el nombre de la nueva carpeta a crear.
Realice ahora la siguiente práctica: [cree tres subcarpetas dentro de la carpeta “Curso 2020-2021” llamadas “Porfolio Lengua”, “Porfolio Matemáticas” & “Porfolio Artística”].
El resultado será el siguiente:
Captura de imagen: resultado de la creación de subcarpetas dentro del directorio “Curso 2020-2021”.

Para concluir la actividad, imaginemos que queremos tomar las imágenes de clase de los trabajos de nuestro alumnado que están realizando en el área de Educación Artística. Podríamos definir una jerarquía de carpeta mucho más completa, como por ejemplo, la unidad didáctica o tema que estemos trabajando o bien el nombre de nuestro alumnado (creando una carpeta por cada alumno o alumna que tengamos en clase), pero no queremos dilatar la ejecución de este ejercicio y dejamos al lector la opción de realizar estas acciones.

Captura de imagen: usando la cámara para iniciar el proceso de toma de fotografías.
Una vez dentro de la carpeta donde queremos subir el porfolio, procedemos a pulsar sobre el botón + “USAR CÁMARA” y el sistema habilitará la cámara para la toma de fotografías. Estaremos “escaneando” los trabajos de nuestro alumnado y estos serán subidos a la nube y estarán disponibles siempre que tengamos conexión a Internet.
Podemos subir una, cinco, quince o un número ilimitado de fotografías y recopilar mucha información de forma muy rápida y efectiva.
Este proceso de organización de la información es de suma y vital importancia para ejercer de portadores de retroalimentación a nuestro alumnado, para realizar procesos de evaluación, autoevaluación y mejora del proceso de enseñanza-aprendizaje.
Si disponemos de pizarra digital interactiva en el aula o panel interactivo, a nuestros niños y niñas les encantará revisar sus trabajos en conjunto con el resto de la clase, realizando una supervisión conjunta y dando lugar a infinidad de actividades que se me ocurren en este momento pero que por motivos de tiempo y espacio no son posibles comentar aquí, pero que seguramente pueda compartir en otros artículos.

Salir de la versión móvil