Olimpia: educación sexual contra la violencia de género

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha creado la aplicación móvil Olimpia con el objetivo de fomentar una educación afectivo-sexual sana e igualitaria para la prevención de la violencia de género en la juventud. La asesora de programa del IAM en Huelva, María Martín, ha destacado que se trata de “un proyecto pionero e innovador en Andalucía que se impulsa desde la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación y el Instituto Andaluz de la Mujer con el objetivo de ofrecer a las familias y a la comunidad educativa una herramienta divulgativa y también divertida para abordar una educación afectivo-sexual integral basada en valores como la igualdad, el respeto o la tolerancia con el fin de evitar situaciones que favorezcan relaciones tóxicas y/o violencia sexual y, por tanto, sea un instrumento para prevenir la violencia de género”. Esta APP está dirigida a familias, profesorado y alumnado a partir de 13 años.

Martín ha advertido que “la educación afectivo-sexual es una asignatura pendiente de la sociedad y no podemos mirar para otro lado porque este déficit tiene consecuencias”. A este respecto, ha señalado que “organismos internacionales, nacionales y autonómicos nos vienen alertando de que en demasiadas ocasiones el acceso a la sexualidad por parte de nuestra juventud se produce con muchísimo desconocimiento y teniendo solo como información principal la extraída de la pornografía. Con lo cual tienen una percepción de la sexualidad muy distorsionada y alejada de la realidad”.

En este sentido, la Fiscalía Superior de Andalucía en su último informe ha alertado de que los delitos contra la libertad sexual entre los menores andaluces ha crecido más de un 26%. En esta misma línea, Save the Children ha resaltado en su estudio ‘(Des)Información sexual: pornografía y adolescencia’ que para el 30% de adolescentes la pornografía supone la única fuente de información sobre sexualidad. Mientras tanto, el Instituto Andaluz de Sexología y Psicología asegura que el 90% de los y las menores de 8 a 16 años ha visto pornografía y han enviado contenidos eróticos por medios electrónicos.

La asesora de programa ha puesto de relieve que “Olimpia es una aplicación gratuita, disponible en las principales plataformas para dispositivos digitales y desarrollada desde una base científica, pedagógica y didáctica por un equipo de personas expertas lideradas por Rocío Carmona, que es psicóloga, educadora sexual y experta en salud con enfoque de género, todo ello bajo el impulso del Instituto Andaluz de la Mujer”. Además, ha explicado que “la aplicación va acompañada de una guía didáctica dirigida especialmente al profesorado y que va a permitir desde las aulas, pero también desde el ámbito familiar; informar, formar y educar a nuestras y nuestros adolescentes de una forma lúdica, respetuosa y sin complejos”. Esta guía se puede descargar en la página web del IAM.

La aplicación Olimpia está compuesta por 10 juegos diferentes a través de los cuales se va aprendiendo sobre relaciones afectivo-sexuales como si fuera una pequeña olimpiada personal. Mediante dichos juegos (sopas de letras, puzzles o relaciona palabras con dibujos) se incide en el desarrollo del conocimiento del propio cuerpo y sus ciclos vitales, la autoestima y la identidad, promociona la responsabilidad, el placer y la salud y promueve la construcción de relaciones interpersonales sanas, respetuosas, responsables, igualitarias, así como la prevención de la violencia sexual y de pareja.

Esta APP está pensada para ser utilizada como una herramienta educativa con una metodología pedagógica e interactiva. El nombre de Olimpia se eligió en honor a Olympe de Gouges, una de las precursoras del feminismo, ya que esta prolífica escritora de obras de teatro, de novelas y de manuscritos de contenido político luchó por la igualdad, contra la esclavitud y a favor de los derechos de las mujeres.

La difusión se está realizando a través de las redes sociales del Instituto Andaluz de la Mujer, el Centro de Documentación María Zambrano, las Asociaciones de Madres y Padres de Andalucía (AMPA) y la Consejería de Educación y Deporte, para que le llegue a todo el profesorado.

Martín ha concluido que “la juventud demanda saber sobre todos los aspectos sobre los que siente curiosidad. Si no cubrimos esta necesidad en casa o en el aula, la tratarán de cubrir fuera. Ante una falta de educación afectivo-sexual de calidad e integral, el alumnado acude a la pornografía más violenta y machista, teniendo terribles consecuencias para el conjunto de la sociedad”. Y, por último, ha animado a familias, profesorado y alumnado a utilizarla mucho con el propósito de “generar debate para seguir avanzando, coeducando y transformando el mundo”.

Pabilo Editorial