La divertida psicología del dibujo

Por Chema Riquelme, creador de la iniciativa ‘Los Monstruos del Coro’y artesano del Carnaval

Uno de los dibujos que forma parte del proyecto 'Los monstruos del coro'.
La divertida psicología del dibujo 1
Chema Riquelme

El dibujo puede tener enormes beneficios para los niños y además es una actividad que les encanta, por lo que resulta fácil y completa. En primer lugar, el dibujo mejora la psicomotricidad de los niños, pero sobre todo hace que el niño pueda expresar lo que quiera, lo que es muy positivo para su psicología y también le permite expresar muchas experiencias vividas y momentos de forma inconsciente, lo cual es muy interesante para su formación. Con solo coger un rotulador o un pincel, niños y niñas entrenan y regulan sus movimientos de muñeca y mano.

También se desarrolla su coordinación de movimientos. Esto tendrá incidencia muy positiva en tareas como la escritura. El dibujo permite también desarrollar diversas capacidades en los niños que les pueden ayudar a desarrollarse como personas. Les da seguridad, les da libertad también y sobre todo les ayuda mucho a solucionar problemas, ya que quieren hacer algo y tienen que pensar y desarrollar cómo lo hacen. De esta forma, si piensan en cómo le pinto los ojos o la cabeza a una figura tienen que deternerse a ver cómo lo hacen y ejecutarlo para que quede bien, una fórmula que les puede también ayudar en el día a día y en la realidad.

Para un niño es muy positivo dejar volar la imaginación, algo que el dibujo permite de forma clara. Psicológicamente es muy positivo para ellos y además lo aprovechan mejor que los adultos, ya que tienen mayor creatividad. Ya lo decía Pablo Picasso: “En aprender a pintar como los pintores del renacimiento tardé unos años; pintar como los niños me llevó toda la vida”. Tuvo que crecer para volver a tener la creatividad de un niño. Debido a la contribución de mejorar la capacidad comunicativa, la creatividad, etc., el dibujo también puede servir como terapia porque el descanso mental que genera disminuye el estrés, promueve la relajación y la felicidad.

La divertida psicología del dibujo 2

Los peques recurren a sus conocimientos para realizar dibujos. Esta actividad hace que su cerebro trabaje. Además, estimula su sentido de la observación. Si alguno de los niños que está leyendo esto quisiera dedicarse en el futuro al dibujo de forma profesional, lo primero que le recomendaría, es que hiciera lo que le diera la gana y que, poco a poco, académicamente fuera aprendiendo los principios básicos pero con su libertad para crear, porque además podrá probar diferentes facetas artísticas y podrá poner en valor sobre lo que más va a destacar, si toca también otras disciplinas será un artista, si no será un artesano. La pintura, la escultura, el grabado… todo puede tener diferentes facetas en los niños.

La divertida psicología del dibujo 3

Los niños han demostrado que poniendo imaginación y arte también se puede vencer momentos difíciles como el del coronavirus a través del dibujo, algo que se ha podido ver con la experiencia de ‘Los Monstruos del Coro’ que ha sido tan fuerte que ha tenido presencia en todos los medios nacionales y locales y que incluso llegó a tener un gran impacto en El Hormiguero. La experiencia de permitir que los niños dibujaran durante el confinamiento y retrataran al virus de tan diversas formas ha sido brutal e incluso ha tenido carácter de obra social.

Ahora no nos vamos a parar ahí y vamos a continuar con la experiencia haciendo exposiciones a nivel de toda Andalucía y en Madrid, donde quermos participar los 20 artistas que al final estamos implicados en este proyecto. También estamos haciendo tazas personalizadas, camisetas, bolsas y mascarillas homologadas con los dibujos, llevando la ilusión de estos niños a cotas muy altas y, por supuesto, seguimos trabajando en los dibujos, ya que, aunque ya se ha reducido el número de dibujos que recibimos, seguimos recibiendo de todas las partes del mundo. De la experiencia de ‘Los Monstruos del Coro’ he aprendido que con cariño se puede llegar a cualquier sitio y se pueden hacer grandes cosas porque de esta enfermedad globalizada se han podido sacar cosas positivas empezando por algo pequeño y terminando por llegar a todo el mundo, ya que los dibujos nos han ido llegando desde lugares inimaginable, lo que nos ha enseñado mucho sobre la fuerza de la imaginación.

Pabilo Editorial