Desirée Acevedo: “Hacen falta menos pantallas y más lecturas compartidas”

Desirée Acevedo se ha hecho un hueco en el panorama nacional de la literatura desde Huelva, contando historias infantiles llenas de reflexión y con unas ilustraciones mágicas que le han llevado a ser muy querida entre el público. Su gran éxito ‘Eres Como’ (Pábilo Editorial) le ha llevado a estar en las listas de los libros más vendidos de España.

 ¿Cómo llegaste al mundo de la escritura y de la ilustración?
—Llegué de la misma manera que todas las personas que conozco en este mundillo. Escribir e ilustrar ha sido parte de mi vida desde siempre, aunque las ganas de mezclar estas dos pasiones llegaron mucho más tarde, cuando me mudé a Sevilla y me quedé embarazada de mi hijo. Ya era una gran apasionada de este género literario, pero en ese momento de mi vida se hizo la magia.
Mi primera toma de contacto fue en un taller que impartió Raquel Díaz Reguera, donde aprendí muchísimo sobre los álbumes ilustrados y su proceso. Así comencé a caminar por este sendero tan maravilloso que es la literatura infantil.

¿Qué faceta te gusta más, la de ilustradora o la de escritora?
—Para mí elegir una de las dos no es posible, disfruto mucho haciendo ambas cosas. Hay rachas que me apetece más escribir, otras que me apetece más dibujar, pero amo las palabras y los colores con la misma intensidad.

¿Cómo ves el mundo de la literatura infantil en este momento?
—Es un buen momento para este género, hay una gran cantidad de personas que se dedican a él y que son grandes profesionales dando lugar a verdaderas obras de arte en forma de libros. Por otro lado, hay una parte menos bonita: la continua obligatoriedad de publicar novedades. Hay libros maravillosos que pasan de largo y eso es una pena. Desgraciadamente es una rueda en la que estamos todos metidos, casi sin poder salir de ella.

¿Qué tiene de especial para los niños un album ilustrado?
—Los álbumes ilustrados, cuentos ilustrados y cualquier literatura enfocada a la infancia es de vital importancia como primera toma de contacto hacia el mundo lector. Los peques que tengan libros en casa, los que compartan momentos de cuentos con sus papás y mamás, los que tengan acceso a la cultura en general, serán personas que tendrán probablemente un hábito lector  cuando sean adultos. En el caso del álbum ilustrado particularmente, tiene los ingredientes perfectos para que las mentes de los niños y niñas buceen entre páginas muy atractivas, donde las imágenes y las palabras bailan en perfecta sincronía, donde ambas partes se aportan y enriquecen para hacer de la historia un lugar redondo donde querer perderte.

¿Qué historias son las que te gusta trasladar al papel?
—No tengo temas favoritos, la mayoría de las veces cuando se me ocurre una historia no lo hago pensando en que ese libro sirva para algo concreto, ni con una finalidad definida. Solo dejo salir pensamientos, temas que me preocupan o que observo, a veces también alguna ocurrencia divertida da el pistoletazo de salida para escribir una historia con la que reír. Mi peque es una fuente de inspiración.

¿Y alguna técnica preferida?
—Aunque me encantan las acuarelas y los lápices de colores, llevo un tiempo utilizando técnica digital por la comodidad de llevarme el trabajo en la mochila donde sea. Desde que descubrí el Ipad Pro, y concretamente el programa ‘Procreate’, me resulta más fácil trabajar en cualquier lugar y de una forma muy cómoda.

¿Qué importancia crees que tiene el fomento de la lectura a edades tempranas…
—Como dije antes, los seres humanos somos seres de hábitos y los peques, grandes imitadores. Si hay libros en casa, papás, mamás, abuelas, abuelos, hermanos, hermanas, titos, titas que leen, probablemente ese niño o niña leerá si se siembra la semilla de manera adecuada y se riega con cierta frecuencia. Todo esto hará una persona adulta con ganas de conocer e investigar. Desde aquí hago un llamamiento importante: menos pantallas y más libros y lecturas compartidas.

¿Has asumido el éxito de ‘Eres Como’?
—Me cuesta digerirlo, no esperaba que ese libro hecho con tanto cariño llegara tan alto. Ha superado mis expectativas y me ha abierto puertas maravillosas para trabajos que saldrán en el futuro. Así que estoy muy agradecida a la inspiración que quiso acompañarme aquel día cuando se me ocurrió la idea; a Enrique, el maestro que fue mi “muso”;  y a Pábilo, por fiarse de mis locuras.

TRAYECTORIA

En solitario: 

– Awi y el mar (Acualetras Editorial)
– Simeón el camaleón (Pábilo Editorial)
– 53 pecas (Pábilo Editorial)
– Nino y Nina (Mr. Momo)
– Eres como… (Pábilo Editorial)
– En mis tiempos… (Editorial Abresueños)
– Semillas (B de Blok)

Con otros autores:

– Un caparazón para caracol,  texto de José Carlos Román (Mr. Momo)
– ¿Qué le ocurre a Lechuza?, con texto de Pilar Redondo (Pábilo Editorial)
– Cuando sueña Helena, con texto de Fátima Javier (Pábilo Editorial)
– Nené, con ilustraciones de Bruno Vázquez (Acualetras)
– El regalo del mar, con texto de Lola Ordóñez (Pábilo Editorial)
– ¡Podridos!, con texto de Nacho Terceño (Acualetras)
– Los zapatos de Leona, con texto de María de la Loza (Pábilo Editorial)
– El bolso de mamá, con texto de Pilar Serrano (Pábilo Editorial)
– Mamá teje, con ilustraciones de Zuriñe Aguirre (Acualetras )
– Un planeta sin cuentos, con texto de Carla Hidalgo (Fun Readers)
– La pieza que falta, con texto de Raquel Castaño  (Amigos de Papel)
– ¡Gracias por tanto!, con texto de José Carlos Román (Pispás)
– La magia de la Navidad, texto de Laura Richichi (Cuentería Respetuosa)

Pabilo Editorial