Una alumna de un instituto de Punta Umbría da una paliza a su directora

El claustro del centro denuncia que la alumna "ha arrinconado contra la pared a nuestra directora, golpeándole la cabeza con un mueble, tirándole de los pelos y propinándole varios golpes"

IES Saltés de Punta Umbría
Exterior del IES Saltés de Punta Umbría.

Lamentables y muy tristes los hechos que ha denunciado el claustro de profesores del IES Saltés de la localidad onubense de Punta Umbría. En un comunicado, el colectivo docente denuncia la paliza que una alumna menor de edad del citado centro ha propinado a la directora, además de relatar las diferentes amenazas sufridas y los problemas de seguridad sin solucionar que padece el instituto.

Los hechos ocurrieron este miércoles 14 de octubre, cuando, según se describe en el comunicado, la directora del IES Saltés “ha sido amenazada y ha recibido una paliza por parte de una alumna. Tanto la alumna como la familia (madre y otro familiar) han amenazado a nuestra compañera, la alumna ha arrinconado contra la pared a nuestra directora, golpeándole la cabeza con un mueble, tirándole de los pelos y propinándole varios golpes. Posteriormente, nuestra compañera ha acudido al centro de salud y al cuartel de la Guardia Civil y se han interpuesto las denuncias correspondientes. A pesar de haber llamado a la Policía Local y Guardia Civil viendo el cariz que estaba tomando la actitud de esta alumna, no hemos podido contener a la menor ni a sus familiares y, lamentablemente, se ha producido la agresión”.

Asimismo, el comunicado del claustro insiste en que la falta de seguridad en este centro no es algo nuevo, ya que, según exponen  ya “han sido sucesivas advertencias que en años anteriores y, en particular el curso pasado, se han realizado desde este centro en cuanto a la falta de seguridad y la indefensión en la que realizamos nuestra labor toda la comunidad educativa”. Recuerdan también “las distintas peticiones de ayuda a las Instituciones Educativas, la petición de medidas de seguridad en el centro, pedir un amparo de todas las instituciones sociales (Asuntos Sociales, Fiscalía de Menores…).

Así las cosas, feo el panorama que dibujan los profesores de este instituto en el que denuncian vivir una “insostenible situación” y “lamentables condiciones laborales”, por lo que piden “que se ofrezcan medidas contundentes y eficaces para solucionar un problema que de puntual no tiene nada“.

“De nuevo queremos dejar constancia por escrito e informar a quien corresponda de la violencia que estamos sufriendo en nuestro centro ante la pasividad de la Administración. En nuestro trabajo nos encontramos demasiado a menudo con amenazas, provocaciones, insultos y humillaciones hasta el punto en el que podemos decir que se está normalizando esta serie de situaciones. Sin embargo, no podemos normalizar estos hechos ya que en muchas ocasiones, como esta vez, corre peligro la integridad física y la psicológica tanto del profesorado como del alumnado. Esta vez le ha tocado a nuestra directora”, concluye el comunicado.

Pabilo Editorial