Las escuelas infantiles que tengan que cerrar por el Covid podrán acceder a ayudas

Estas subvenciones a centros adheridos al programa de ayuda a las familias de la Junta de Andalucía están condicionadas al mantenimiento de los puestos de trabajo por parte de las empresas

Material de trabajo en escuelas infantiles / Pixabay

La Agencia Pública Andaluza de Educación, dependiente de la Consejería de Educación y Deporte, ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la convocatoria de subvenciones en régimen de concesión directa para las escuelas infantiles y centros de educación infantil adheridos al Programa de ayuda a las familias para el fomento de la escolarización en el primer ciclo de la Educación Infantil en Andalucía, con objeto de contribuir al mantenimiento de la red de centros adheridos a dicho Programa.

Esta convocatoria, prevista en el artículo 1 del Decreto-ley 23/2020, de 15 de septiembre, permitirá subvencionar a esta escuelas infantiles y centros de educación infantil en el caso que se decrete por las autoridades sanitarias el cierre total o parcial de sus instalaciones a causa de la aparición de rebrotes del coronavirus COVID-19 durante el curso escolar 2020/21. Así, podrán solicitar la subvención las personas titulares de estas escuelas y centros, así como los municipios en los que se haya delegado la competencia para la gestión de las escuelas infantiles.

La solicitud se presentará en un plazo de diez días hábiles desde que se decrete el cierre total o parcial de las instalaciones del centro o, en caso de que el cierre sea anterior a la publicación de la convocatoria, desde la publicación de ésta. La concesión de la subvención estará condicionada a que se mantenga por la entidad beneficiaria la plantilla de trabajadores y trabajadoras del centro en las mismas condiciones laborales y durante el tiempo que esté cerrado total o parcialmente el mismo, así como el abono de los salarios y seguros sociales.

La subvención mensual que corresponderá a cada centro será el resultado de multiplicar el número de alumnos y alumnas matriculadas en la fecha de inicio del cierre total o parcial de las instalaciones por el 85% del precio público del servicio de atención socioeducativa (sin incluir el comedor).

En caso de cierre parcial, se calculará únicamente el alumnado afectado por dicho cierre. La cuantía final que recibirá cada centro se determinará en función del número de días del curso escolar en los que esté cerrado total o parcialmente como consecuencia de la decisión administrativa.

Pabilo Editorial