Covid en las aulas: una asignatura obligatoria

Dentro de la maquinaria creada para que la pandemia frene lo menos posible el desarrollo del curso, los enfermeros de enlace con los coles son un engranaje fundamental

Entrada de un cole / ERD.

Los centros de enseñanza no son, ni de lejos, ajenos a la pandemia del coronavirus. Por ello, deben estar lo más preparado que sea posible para afrontar posibles casos y que los coordinadores Covid de los centros educativos sepan qué hacer y a quién acudir para frenar el contagio sin parar, en la medida de las posibilidades, el ritmo normal de un curso tristemente anormal.

En una información desarrollada por la periodista Carlota Muñoz para el portal andaluciainformacion.es, se explica un programa que arrancó con el comienzo de curso y que cuenta con 2.300 profesionales para toda Andalucía. Su principal función: detección de casos positivos y de sus contactos estrechos en las aulas andaluzas.

El sistema, coordinado entre las consejerías de Educación y Salud, se activa en el momento en el que el profesor coordinador Covid registra en la plataforma Séneca un caso sospechoso, una información que de manera automática se vuelca en Salud para valorar la necesidad de hacer una prueba PCR. A partir de ahí, según el SAS, el plazo máximo no supera las 24 horas si se trata de un caso sospechoso y con síntomas, y aclara que en el caso de los contactos estrechos, si estos han respetado las medidas de seguridad y usado mascarillas, la principal medida a adoptar es el aislamiento, no hacerse una prueba de manera urgente.

La Junta de Andalucía valora que la comunidad educativa está haciendo un cumplimiento correcto de las normas y le pide a profesores y familias “gestionar la ansiedad” en todo lo relacionado con la pandemia para “reducir el miedo”.

Por ello, y auqnue sean muchas las dudas que se pueden plantear los coordinadores Covid de los centros educativos a la hora de gestionar sospechas ante posibles casos, dentro de la maquinaria creada para que la pandemia frene lo menos posible el desarrollo del curso, los enfermeros de enlace con los coles son un engranaje fundamental. Al otro lado del teléfono, asegura el SAS, los colegios cuentan con un ejército de enfermeros que les ayudan a impartir este año esta asignatura obligatoria que es la gestión de la pandemia para garantizar la “máxima presencialidad”.

A principios de octubre, los datos ofrecidos por la administración autonómica eran los siguientes: el 92,06% de los centros educativos andaluces estaba libres de coronavirus. Permanecían cerrados por completo diez de 7.099 centros, un 0,14% y 553 aulas (de 78.024 aulas, un 0,70%). Se habían producido 104 reaperturas.

Pabilo Editorial